jueves, 5 de diciembre de 2013

PATIO INTERIOR 2

Acríilico sobre papel figueras, 33 x 50 cm

En recuerdo de la palmera muerta

5 comentarios, tu opinión es importante:

María Estévez dijo...

Precioso. Me gustan tus colores.
Pobres palmeras..
Saludos

Margarita dijo...

Esta visión del patio es mucho más viva y apasionada que la otra: evidentmente, me digo en mi soliloquio interior, el rojo es parte fundamental de esa impresión. Tanto, que se convierte en casi protagonista absoluto e inmediatamente, sin poder evitarlo, en lugar de pensar en la palmera, que pasa como de puntillas por mi mirada, la mente me juega una mala pasada y me lleva al maldito picudo rojo. Animalito. Y no puedo evitar pensar que, sin querer, estoy homenajeando con mi soliloquo mental al susodicho sicario animalejo matapalmeras. Ais... creo que la gelidez ambiental me está cereceando lo que me quedaba de cerebro últil...

Abrazotes

Margarita dijo...

Evidentemente...cercenando: eso quise escribir. La gelidez ambiental parece que también está cercenando mis dedos...

Manolo López dijo...

Gracias María, el color es solo una forma de ver o de mirar, me alegra que te gusten. Saludos

Manolo López dijo...

Margarita esta visión es todo eso que tú dices, creo yo también, es una visión más personal, alejándonos de lo real para encontrarnos con lo poético, o al menos intentarlo, alejándonos de la gelidez real, y evitando que cercene nuestra personalidad, mil gracias y saludos