martes, 5 de noviembre de 2013

Odio al picudo rojo

Ya conocía la existencia del picudo rojo que está matando a todas las palmeras, pero que se lo hiciera a mi modelo delante de mis ojos ha sido demasiado. Ya sé que solo sigue sus instintos y que no es culpable, pero lo odio. 
Por cierto busco modelo, ¿algún valiente?
  

 



6 comentarios, tu opinión es importante:

Maite Rubert dijo...

En Valencia campan a sus anchas. Han caído cientos de palmeras.Una lástima.
Saludos , Manolo.

Margarita dijo...

Pues no sé cómo andarán las palmeras de mi pueblo, espero que el picudo rojo no haya llegado hasta allá, o el pobre tendrá una nueva enemiga...
Y mira si seré torpe que yo pensando ¿Para qué busca Manolo modelo? ¿Qué tipo de modelo? (humano. Sólo pensaba en que buscabas modelo humano)n¿Tú te crees...?
Que conste que tu palmera pintada tiene otro aire "más vivo" y mucho menos triste que la del modelo. Y hasta se agradece viendo la de la foto que, por cierto, la terracita, que promete tener un tamaño decente (no como la mía que es un pasillo) con su balaustrada de piedra me ha dado bastante envidia... ¿Sana? Pues no, para que nos vamos a engañar. Je,je...

Abrazotes

Manolo López dijo...

Si Maite, siento pena por esta cosas que nos traen la modernidad, la globalización, el calentamiento y sus consecuencias, gracias por la visita. Saludos

Manolo López dijo...

Margarita me temo que las de tu pueblo no se salvaran, claro que cuanto más tarde en llegar mejor, igual encuentran un remedio para este bicho.
Lo del modelo es por las bromas que he tenido que aguantar por lo de gafe y esas cosas. La terraza no es mía, ya me gustaría, es el patio interior que se ve desde la ventana del taller es un patio interior de manzana del ensanche de Barcelona, francamente son muy interesantes y curiosos, hasta palmeras tenían,…ahora ya no. Ha sido triste verla morir delante de mis ojos, al principio no sabía que pasaba, hasta que me di cuenta que era víctima de este parasito. Gracias por dejar tus abrazotes, te envío los míos. Besos

Camy dijo...

Me ha llamado la atención el título de tu post. Te he visto desde el blog de Margarita y como también tengo una palmera a la que cuidamos con esmero y tememos que acabe como la que tú muestras y las que vemos a nuestro alrededor, te he leído, he visto tu pintura- te felicito- y espero que mi palmera, no acabe así, la rociamos con mil líquidos distintos, la envolvemos la parte de arriba, la protegemos con telas metálicas y oye, de momento, se mantiene y así estamos años. Los vecinos, muchos, han perdido, pero tampoco han protegido...tú, en Barna, la mía está en girona provincia.
Perdona, otro día vendré y sólo miraré tus obras.
Un beso

Manolo López dijo...

Camy mucha suerte con tu palmera que me ha recordado a la rosa del Principito, cuidada con esmero. Saludos