jueves, 19 de julio de 2012

Técnica del Papel marmolado, Suminagashi, Ebru

Aunque las utilidades pueden ser muchas, mi experiencia se fundamenta en crear fondos para otros trabajos como grabados o dibujos. El papel marmolado por lo que he investigado (en internet hay mucho material) proviene del Japón con el nombre de Suminagashi es muy antiguo, posteriormente pasa a Turquía donde con el nombre de Ebru tiene un gran desarrollo.

Se trata de hacer flotar tintas o pinturas sobre un liquido e imprimir los diseños creados directamente por contacto con el papel.

Hay muchas formas pero la más habitual es la de usar tintas o pinturas de base oleosa y hacerlas flotar sobre agua, yo he empleado oleos disueltos con aguarrás. Si queremos unos diseños más dibujados usaremos colores más densos, si están más diluidos el diseño es más difuso. Siempre hay un factor de imprevisión, de accidental, pero es una caracteristica implícita y muy interesante de esta técnica. Para precisiones hay otras.

Hay otras formas para pinturas diluibles en agua, como usar geles o gelatinas como base, también sobre superficies solidad pero nos alejamos de la técnica para acercarnos a la monotipia.

Bueno os dejo las imágenes del experimento, pronto veréis para que las he usado.



6 comentarios, tu opinión es importante:

Franco dijo...

¡Hola!
Muy interesante esta técnica, el resultado es muy expresivo.
Creo que el movimiento libre de la tinta, están diseñados de manera
muy bueno para la subjetividad.
Son dibujos de sensaciones.
SAludos.

Ana dijo...

Hola! Me encanta esa técnica. El año pasado fui a un taller, y me estallaba la cabeza en la infinidad de cosas que se pueden hacer. Aparte es muy linda la experiencia, parece magia, el agua sosteniendo, la pintura suspendida. Dibujar en el agua. Increíble.

Una vez me enviaron un video precioso de suminagashi. Cuando lo encuentre te lo mando.

Un abrazo!

Margarita dijo...

Interesantísimo, Manolo. En alguno he visto ya hasta nubes. En otro, verdes prados, como si de una visión aérea se tratara. Lástima que no podré experimentar con óleo -mis problemas de alergia a sus inhalantes me produce serios perjuicios respiratorios y de piel y hace tiempo que no puedo ni acercarme a ellos- pero mi hija me ha hablado de hacer esto con acrílicos y espuma de afeitar pero sin concretarme el proceso, así que, si lo sabes tú, o alguno de tus seguidores, agradeceré que me lo contéis.
Abrazotes en esta calurosísima mañana egrabrense -y lo que nos queda para el resto del día, jee...-

Manolo López dijo...

Hola Franco la improvisación forma parte de este trabajo, la tinta coge libertad y la improvisación es muy grande. Las sensaciones son las que predominan. Gracias Saludos

Ana, es apasionante la cantidad de posibilidades de la magia de este trabajo como tu dices, gracias saludos.

Hola Margarita, visiones imposibles que salen a la luz de manera imprecisa, no te preocupes por el oleo yo ya he trabajado con acrílicos, solo tienes que usar una base diferente al agua, yo he usado gelatina, si la normal de cocina, haces una base en una bandeja y puedes poner los acrílicos o acuarelas encima. El resultado es muy interesante. Saludos

Edgar Cavaco dijo...

Me parece que no utilizas alumbre en polvo para que la pintura se pegue al papel, experimentálo!

Karina Ferreyra dijo...

La técnica clasica: oleo diluido mas agua (nada raro) pero me parece que el resultado de los papeles son muy feos, nada atractivos, colores sucios, manchas burdas, suelen salir mejores, mas lindos para ser utilizados, creo que le salen mejor a los nenes de los jardines de infantes que a este señor, algo tan simple, habría que practicar mas... busquen otro tutorial que ha mejores.