jueves, 4 de febrero de 2010

TORRES DE LA ALHAMBRA

Acrílico sobre tela 70x50 cm.

Dejemos a un lado los ecos de sociedad, las inauguraciones y la presa rosa, y volvamos a la pintura.

Aunque no soy natural de Granada, pasé mi infancia, adolescencia y parte de mi juventud allí, de pequeño uno de los paseos mas divertidos era ir a ver a los gatos semi-salvajes que vivían en el cauce del Darro desde la iglesia de Santa Ana
 en la Plaza Nueva, más tarde hice mis estudios en dos colegios de la zona del Albaicín, y cada día caminaba por la carrera del Darro y Paseo de los Tristes (Padre Manjón), encima de mi cabeza quedaba la montaña de la Alhambra, que vista desde abajo recorta el perfil de sus torres con el cielo, viendo esas imágenes tan pintorescas y pintadas mil veces.

De ese recuerdo ya lejano sale este trabajo, podéis imaginar que lo vi de mil maneras, frondosamente verde y fresco de primavera a otoño (desgraciadamente un parasito del olmo mato gran parte del bosque antiguo), rojo en otoño, ocres en invierno, y blanco con las esporádicas nieves, pero sobre todo blanco cuando florecía el almendro como preludio de la primavera, hay una hermosa historia sobre el florecimiento de los almendros y una princesa, pero no es el momento; no se porque de todos esos recuerdos nace esta obra conscientemente oscura, es como si quisiera aglutinar con un aire romántico, fantástico, y algo sentimental todos esos sentimientos . Necesita buena iluminación para apreciar los matices de los colores, podéis ampliarla picando encima.

He pintado algo más de la Alhambra y seguro que esta no será la ultima, su hermosura genera una huella imborrable para quien la conoce, y yo la llevo muy adentro.

Otra obra
mixta, arena, cartones reciclados y acrílico (2008)

11 comentarios, tu opinión es importante:

Los Subterráneos dijo...

Ahí vemos algo bien logrado, una atmósfera diferente.

Te invitamos a exponer en Los Subterráneos.

manuel nieto dijo...

me gustan esos colores acidos del cielo, buen cuadro, saludos

José Cibrián dijo...

Nunca he ido a España pero he leido algo sobre la Alambra. No se porqué pero como la has pintado es algo parecido a como la imaginaba.
Sabes que me gustaría decir algo más sobre tu técnica y esas cosas pero sólo puedo decir que me gusta mucho. Siempre me ha impresionado el cielo azul cuando empieza a oscurecer.

veredit dijo...

También tuve la fortuna de visitar hace muchos años esta maravillosa ciudad. Su magnífica pintura evoca los mejores recuerdos. Me gusta especialmente este último resplandor en el cielo de la noche, el estado de ánimo muy poético.

Un abrazo

Isabella

Javier dijo...

Es bonito poder recuperar un recuerdo y poder pintarlo. Me has hecho pensar que no ocurre lo mismo con la fotografía, el momento pasa y casi resulta imposible captarlo, sin embargo tus los guardas y los recuperas con tus pinceles. No sé si es así realmente.
Y si el recuerdo es de la preciosa ciudad ciudad de Granada no se puede pedir más.
Me encanta ese cielo lleno de furia callada.
Saludos

davman dijo...

caramba Manolo estásque te sales... me he quedado con ganas con lo de la princesa y los almendros, ya contarás...

Una abraçada
dav

Pepe Valera dijo...

Manolo, es preciosa esta obra, y todo eso que cuentas hace justicia a la misma, pues resulta obvio tener grabadas a fuego imágenes de esa belleza, mezcladas con las vivencias propias de nuestra juventud o épocas pasadas.
La Alambra es algo que atrapa a quien la conoce..méritos arquitectónicos no le faltan...es pura belleza.
Tu obra no es una obra mas.
Es un fragmento de ti..una polaroid de tu recuerdo..congelado para el disfrute propio y ajeno.
Felicidades sinceras.

ÁFRICA dijo...

Hola Manolo, es curioso, como recordamos todo lo vivido, y eso momentos, como los trasmitimos, en tu caso con esas pinturas, visité la Alambra por primera vez cuando estaba embarazada, y en mi recuerdo están todos las tonalidades.
Un saludo

homeless dijo...

Un nuevo punto de vista mi bien logrado de un lugar excepcional. Me encantan los colores.

Sadia Hussain dijo...

Fabulous! Both the foreground and background compliment each other beautifully!
Wonderful colors!

Julián Andrade dijo...

Magnífica elección, Manolo. Para mi Granada es la ciudad más bonita de España, entre las muchas donde poder elegir. En tu pintura veo valentia y un punto de sosiego.
¡Feliz Año Nuevo!