viernes, 15 de junio de 2012

De la libreta de bolsillo





Me gusta llamarla mi   Moleskine, aunque la que uso  es de otra marca es una winsor&newton de 10x15, me gusta más este papel para trabajar con agua, pero de cualquier manera me gusta llamarla  Moleskine, este nombre tiene un aire romántico como en blanco y negro, como “Casa Blanca”.

A veces salen auténticos churros, pero nunca arranco una hoja, al menos no por ese motivo, a cambio de una sonrisa puede que si.

Pero son momentillos congelados, en un instante; a veces me dejo llevar por la pereza y pasan días sin congelar nada, pero siempre me arrepiento mucho, y siempre me alegro cuando he guarreado un rato.

Algo más:  -J 
Todavía mas: -J

6 comentarios, tu opinión es importante:

Margarita dijo...

Ay Manolo, cómo te entiendo en todo lo que dices en esta entrada. Me regalaron una moleskine -que no lo es porque aunque usan el nombre no lo es-ante mi vehemencia en poseer una. Necesitaba sentirla. Bien, me impone tal respeto, que aún está incorrupta, como un tesoro en mi cajón. Siento que no seré capaz de hacer nada decente para inaugurarla. Mientras, he llenado varios cuadernos de acuarela sin ningún pudor y alamceno un cantidad considerable de servillertas de bar, llenas de dobleces, con apuntes hechos sin esa presión. Tengo que ponerle día a ese primer dibujo, o mis hijas heredarán una moleskine impoluta, con sus tapas negras y sus hojas en blanco. Lo de arrancar hojas, también me mata.

Bueno, confesiones aparte, me gustan estos apuntes que enseñas. Capturas el instante sin que resulte congelado; siento estos apuntes como algo latente: como si en cualquier momento, o en el segundo siguiente, la vida, el movimiento, fueran a seguir su curso y todo pudiera cambiar.

Abrazotes y a seguir guarreando...

Manolo López dijo...

Hola perdona que interrumpa,

pero me llaman Moleskine, aunque no tengo pedigrí, lo que si tengo es mucha tristeza, estoy abandonada y triste en un cajón.

Cuando me compraron aquellos jóvenes, y me regalaron entre besos, yo pensaba que me llenaría pronto de tintas y colores, pero nada ni un borrón, aquí sigo sola, blanca impoluta; con lo que yo daría por algo de tinta china, o un poco de acuarela, con lo que yo daría por que el sol calentara mis virginales paginas y las llenara de azules y tierras y ese rojo y aquel amarillo, ohhhh

Cual puede ser el motivo, quizás soy pequeñas, pues encima mio se acumulan papelotes grandes y pesados, y ellos han tenido mas suerte están llenos de historias, de arboles, de barcos, de COLORES,… bueno seré paciente.

Quizás algún día llegue que junto a mi se abra aquella cajita de colores que lleva en el bolso y su humedad me llene de vida, me preñe de alegría, aunque sea intima, entre nosotras,…. bueno no pierdo la esperanza de aparecer en su blog, eso sería lo más grande que me podría ocurrir, quizás alguien me vea, quizás alguien que comprenda mi soledad actual, y espere verme cuando en mi florezca la luz…..

nouvelles couleurs - vienna atelier dijo...

adoro i lavori di viaggio presi sul moleskine
un beso

MIESFE - 64 dijo...

Hola Manolo me pierdo con vuestro lenguaje pero bueno aunque sean bocetos creo que se llama así siguen gustándome
Un abrazo

Javier dijo...

He disfrutado mucho Manolo con tus dibujos, me encanta la de los zapatos, la que son tres figuras de colores y otra que no sé si será un autorretrato.

Mira por dónde también tengo un par de libretillas donde tomo mis apuntes de dibujo, me da pena arracancarlos, la mayoría son churros, pero me hace ilusión guardarlos, y la ilusión no tiene precio...

Abrazos

Manolo López dijo...

Gracias Laura, "adoro i lavori" que bonito que es el italiano. Saludos

Miguel que somos raros pero no tanto, yo también me pierdo con vuestros isos, f, …. pero bueno vamos haciendo, gracias por tus palabras. Saludos

Muy bien Javier a dibujar, seguro que no son tan churros, con el buen ojo que tu tienes- Saludos