domingo, 22 de noviembre de 2009

Gustavo III

Por la mañana, a la hora del desayuno de hoy domingo, recibimos una visita por sorpresa, motivo por el que las fotos son regulares pues no teníamos el quipo adecuado. La visita animó este momento ya de por si grato, que es el desayuno en familia, después de un buen descaso, relajado y alejado de las prisas de los días laborables.

Nos visito Gustavo III, nieto por la rama paterna del conocido cronista de barrio. A Gustavo III según el mismo nos explicó, también le ha interesado la comunicación social, pero decidió alejarse de la crónica diaria, para dedicarse a la concienciación medioambiental, de hecho su propia presencia en estas fechas ya es una denuncia, pues según nos dice normalmente ya debería estar en su descanso invernal, y no dando conferencias sobre el calentamiento global, el que hoy nos visite ya debería ser motivo de preocupación. Pero no solo esto, pues el activista medioambiental nos comenta que muchos de sus familiares están enfermos, muy enfermos. La razón es simple, dice, nos ha costado miles de años adaptarnos a vivir en estos bosques que nos rodean, ya ahora venís vosotros y en unos años cambias todo, la temperatura, la humedad, la acidez de la tierra, rompéis nuestras casas y claro vosotros en las vuestras climatizadas, podéis seguir viviendo sin mayores problemas, pero nosotros no podemos adaptarnos tan rápidamente enfermamos y morimos. Pero tenéis que pensar que seremos los primeros pero no los únicos, esto es una cadena y si se rompe el escalón mas débil detrás van todos los demás.

Una vez compartido desayuno con nosotros, no perdió demasiado tiempo y rápidamente marcho, según comenta tiene una agenda muy cargada. Particularmente, creo que no estaba demasiado cómodo en un ambiente seco y con flases. Pero eso si se tomo su cola cao con cereales, pero fue muy exigente pidiendo smacks, seguro que su familia cobra derechos de imagen.





3 comentarios, tu opinión es importante:

davman dijo...

Hola, cómo ser humano, no puedo más que agradecer que tan alto dignatario fuera tan bien atendido por la delegación Manolotilandiesa. Que sea dicho de paso no escatimó en medios con tan selecto ágape, permitiendóse de ésta manera sobrellevar la sequedad momentánea con la finalidad de denunciar tan peligrosa situación ambiental. Si todos nuestros delegados humanos pudieran comprender tan bien el idioma animal y en particular el anfibio, otro gallo cantaría.
Un abrazo croac, croac
dv

Alex Perez dijo...

Manolo, gracias por visitar mi blog.
saludos.
Alex

Eva Magallanes dijo...

Que alegría saber que su realeza Gustavo III, al menos en esta ocasión, tendrá un buen recuerdo de la especie humana... que fue tratado con respeto y afecto. El mensaje que nos deja es urgente y primordial, ojalá el verde encendido de su cuerpo se transforme en activa esperanza para un cambio planetario que ya no puede esperar más.

Un abrazo!